Skip to content

Testimonio de Arnaldo Lopes

 

Normalmente, no tengo la costumbre de distraerme tanto como para no darme cuenta de lo que pasa a mi alrededor.

Así, DISFRUTO, ME ALEGRO, SIENTO TRISTEZA, AMARGURA, COMPASIÓN, y veo, siento y vivo el devenir de la vida, de la vida de mis semejantes. Allí siento que, naturalmente, no puedo seguir instalado, tengo que ir a la lucha y dejar crecer en mí la voluntad de ANALIZAR y COMPENSAR el PROBLEMA, tratando de ver cuándo y cómo puedo ser útil.

Un día, incluso en la transición del año 2006 al 2007, tuve que recurrir a las URGENCIAS del entonces HOSPITAL DE SANTA MARÍA en FARO, porque ALICE (mi esposa), no se sentía bien.

Siendo ella uno de los elementos que componían el EQUIPO de TRABAJADORES AUXILIARES DE LA ACCIÓN MÉDICA del HOSPITAL DE DISTRITO DE FARO, se despertaba, naturalmente, a situaciones anómalas de salud y merecedoras de atención inmediata.

Se trató rápidamente y después de los primeros análisis nos enviaron urgentemente a TAVIRA, ya que era necesario complementar en detalle lo que ya se había diagnosticado en FARO (Cáncer en la cabeza del páncreas).

A petición de ALICE, hecha directamente al médico que la observó en Tavira, se le dio toda la información sobre su estado clínico.

En una servilleta que aún conservo, ella escribió: «Hoy, una bomba me cayó encima… Que Dios me ayude».

FAMILIAR se puso inmediatamente a analizar y decidir futuras posturas de acción.

Mami Alice, muy serena, preguntó: Porque sé lo que tengo, me gustaría quedarme en casa, activando los mecanismos existentes de SERVICIOS ASISTENCIALES.

Y así sucedió.

Le pedí a Portway, el empleador, una licencia sin sueldo para el apoyo urgente de la familia que me fue concedida rápidamente,

Se creó una atmósfera familiar serena, llena de amor, afecto y atención que funcionó de maravilla, Y SIEMPRE tuvimos la PRECIOSA Y BIENVENIDA ayuda del MARAVILLOSO EQUIPO DE LOS SERVICIOS ASISTENCIALES DEL ARS DE FARO que hizo todo lo que no se nos permitió hacer y nos entrenó para realizar varias tareas necesarias para el bienestar, el control y la comodidad (relativa y posible, por supuesto), de nuestra Mami. MUCHAS GRACIAS MIS QUERIDOS ÁNGELES DE LA GUARDA DE LOS SERVICIOS ASISTENCIALES DEL ARS-FARO.

Llegamos a LISBOA (HOSPITAL CURRY CABRAL) para una cirugía que fue absolutamente clara y concluyente: «Paciente oncológico en fase terminal.» Recuerdo haber visto esperándonos cuando llegó la ambulancia, al Sr. DOUTOR GRAÇA MIRA y otros miembros de su Equipo – GRACIAS POR TODOS LOS CARIÑOS Y ATENCIONES que nos dieron.

El 18/7/2007, seis meses después del comienzo del proceso, en Vila Alice en Faro nuestra casa familiar, nuestra QUERIDÍSIMA MAMI ALICE, partió para el Señor.

Trece años y casi cuatro meses después, creo que sé que está bien, porque ESTÁ JUNTO AL SEÑOR.

No volví a trabajar en el aeropuerto pero, a pesar de mis 74 años, sigo activo en las áreas que sé que son necesarias y útiles (siempre ligado a PARAGRIA DE S. LUÍS EM FARO, CAPELANIA DO HOSPITAL DISTRITAL DE FARO, a VOLUNTARIADO).

Como célibe por elección, he aprendido a vivir en soledad y a sentirme equilibrado espiritual y físicamente.

Mientras tanto, vivo para mi muy querida y numerosa Familia Nuclear, 5 hijas, yernos y 14 nietos a los que quiero mucho, y también para la Familia Humana Ampliada donde, en medio de ellos, siempre hay qué hacer para su bienestar.